“A Tatiana le diría que estoy muy orgulloso de ella. Solo deseo que continúe su lucha y que sea alguien bien importante para Paraguay”.
Lloré.

Por mano propia

tatiPara Edgar Bogarín, bombero de profesión, conversar no es hándicap, no obstante, suele ser escueto en sus respuestas. Él es de los cientos héroes anónimos que prestaron su servicio el 1 de agosto de 2004, día domingo, cuando ardió el supermercado Ycuá Bolaños, sucursal Jardín Botánico, y, como consecuencia, perdieron la vida más de 400 personas. Edgar fue el bombero que se encargó de rescatar de las llamas a Tatiana Gabaglio; es la razón por la que en estos 11 años, ellos, han establecido una relación de padre e hija. “No olvido los gritos de la niña pidiendo socorro”, afirma emocionado, “solo deseo que continúe su lucha, y que sea alguien bien importante en Paraguay”.

¿Qué recuerdas de aquel día?

Era un domingo como cualquier otro. Estaba de guardia, se escuchó la alarma. Al formar en el patio de la unidad, vimos, a lo lejos, la columna de humo negro…

Ver la entrada original 481 palabras más

Anuncios